Mejor guardo el hábito de no tenerte

Cuando los dolores del alma se desvanezcan, cuando deje de quererte, cuando dejes de dolerme. Mi rostro es el reflejo de las sonrisas perdidas, de los besos extraviados, de la razón perdida. Te toco en mis sueños, despierto y te pierdo en la multitud de voces, de sensaciones. Me dueles. Te ame, te ame de tal manera que respiro frío ahora que ya no estás. Te ame de tal manera que me cuerpo sabia ya el camino que recorrerían tus dedos, tus besos. Te ame porque así quise hacerlo; te ame porque le fue conveniente a mi alma desenfrenada y libre. Te ame porque me antojaba, porque me gustaban esos labios carnosos, ese aroma, esa voz que penetraba mi piel hasta hacerla exaltarse y desquiciarse por completo.  Ame la idea de ti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s